A unos pasos del Jardín Principal de San Miguel de Allende, esta posada ocupa una bella y amplia casa mexicana de los años sesenta, rodeada de jardines, fuentes y árboles frondosos que lo aíslan del bullicio del centro histórico.

  • Seis habitaciones luminosas y acogedoras – una de ellas incluye una piscina.
  • Desayuno incluido, en su mayor parte elaborado con alimentos producidos en un huerto orgánico propio.
  • Filtros purificadores del agua que se usa en las habitaciones y toda en toda la Posada.
  • Ambiente natural y casero, ideal para relajarse. Amplias estancias interiores y terrazas para disfrutar las puestas de sol.
  • Jardines arbolados con más de 20 especies de aves en libertad.
  • Extensa colección de libros de arte mexicano y universal, accesibles a los huéspedes.
  • Internet inalámbrico.
  • Estacionamiento para huéspedes (entrada por calle Jesús #32).
  • Salón para masajes, danza, yoga y meditación.
  • Sauna/baño de vapor.

Habitaciones